/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Jue, 27 Abr 2017 - 20:48

DESCARGAR
Edición Impresa

Criollos esfumados (+ Fotos, Video e Infografía)

Es díficil encontrar el cigarro Criollo en las instituciones estatales pero en los establecimientos particulares nunca faltan a diez pesos. Foto: E.C. TamayoLa provincia de Holguín tiene asignado mensualmente más de dos millones de cajetillas de cigarros Criollos, que son distribuidos en unidades del Comercio y la Gastronomía; sin embargo, para sus consumidores resulta difícil adquirirlos. Ante tal situación ahora.cu indagó en el problema para conocer experiencias y respuestas de los organismos involucrados.

“Las autoridades sanitarias advierten que fumar daña la salud”, cita uno de los tantos mensajes promocionados a través de la Radio y la Televisión, e inclusive, aparecen reflejados al dorso de las cajetillas de cigarros, sobre los efectos negativos de su consumo; no obstante, muchos deciden entregarse al “placer” de la nicotina.

Y como “para consumo se hicieron los cigarros”, la variedad los distingue y hay quienes los prefieren suave, fuerte, con o sin filtro, y hasta los más asequibles a los bolsillos, porque mantener “el vicio” no resulta nada barato.

Bien lo sabe Herminio Aguilera, un hombre de más de cinco décadas que fuma desde los 13 años y consume el cigarro “más preferido” entre fumadores holguineros: el Criollos. Pero adquirirlo no siempre es fácil, pues resulta casi imposible encontrarlo en unidades estatales, por lo que los fumadores recurren al sector cuentapropista o vendedores ilegales, para comprarlo a un precio mayor.

Criollos Made in Holguin

El Criollo es el preferido de los fumadores. Foto: Elder Leyva
La provincia cuenta con una Fábrica de Cigarros reconocida por sus logros productivos. La “Lázaro Peña”, perteneciente al grupo Tabacuba y ubicada en el reparto Villa Nueva del municipio cabecera, produce cigarrillos de marca Aroma y Criollos, destinados únicamente al consumo nacional.

Estos últimos son de gran aceptación entre los fumadores que prefieren el cigarro fuerte, debido a sus cualidades organolépticas como el aroma, sabor y fortaleza, que los ha convertido en el producto líder en el mercado nacional, asegura Osmar Marrero, director Técnico y de Desarrollo de la entidad.

El directivo comentó que la Fábrica, propietaria de la marca Criollos, produce diariamente más de 23 millones de cigarrillos, lo que ha permitido que en el primer trimestre del año haya sobrecumplido el plan al 101,6 porciento. Todo esto marcado por la moderna tecnología que disponen y un sistema de gestión de la calidad certificado por la Oficina Nacional de Normalización.

Toda la producción de la “Lázaro Peña” es distribuida nacionalmente por la Empresa Comercializadora de Tabacos en Rama La Vega. Alcides Pérez Martínez, representante de la entidad, comentó que la capital del país recibe casi el 60 porciento de los Criollos, mientras la provincia de Holguín es la segunda con más de dos millones de cajetillas y le sigue Santiago de Cuba.

Según Pérez Martínez, en marzo, Holguín recibió 2 millones 402 mil cajetillas de Criollos, los cuales fueron recepcionados por la Unidad Básica 636 Cigarros, Tabaco, Fósforo y Café, perteneciente a la Empresa Mayorista de Productos Alimenticios, para ser distribuidos en los municipios del territorio.

Demanda sin oferta

A pesar de su distribución, es difícil encontrarlo en las unidades estatales. Foto: Elder Leyva
El municipio de Holguín es al que se le destina la mayor cantidad de Criollos, que según Juan Miguel Saragoza Camejo, jefe del departamento comercial de la Unidad Básica 636, el mes pasado se distribuyeron 608 mil 781 cajetillas, entre la Empresa Provincial de Alojamiento y Gastronomía, Empresas Municipales de Comercio y Gastronomía, Mercado Garayalde, unidades arrendadas y la Cooperativa de Servicios Gastronómicos La Popular, ubicada en la calle Martí entre Cervantes y Fomento.

En unidades de estos organismos se comercializan cigarros Aroma, Popular, Titanes y Criollos, pero estos últimos son los más demandados. A un precio de siete pesos la cajetilla, los Criollos “brillan por su ausencia” casi todo el mes. Este semanario realizó un recorrido dos días después de ser suministradas varias bodegas de la ciudad y ya no los ofertaban.

Tal es el caso de El Miño, en La Aduana, que según Juan Miguel Saragoza, recibió una cantidad de 2 mil 500 cajetillas, al igual que “4 de Febrero” en Pedro Díaz Coello, donde afirma la dependienta que el mismo día se agotaron, y El Crisol, en Nuevo Holguín, con 3 mil 400 cajetillas.

A pesar que la cifra no es suficiente para satisfacer toda la demanda, si llama la atención el poco tiempo que permanece la venta de Criollos en estas unidades, pues, o no los regulan para tratar de tener una oferta estable por un periodo más prolongado o no se norman las cantidades a vender, lo que da lugar al acaparamiento y por ende, el desabastecimiento el resto del mes.

“La presencia del Criollos en las unidades depende de la cantidad recibida y la demanda, pues hay unidades en zonas rurales que se pasan hasta 15 días con cigarros, pero en la ciudad la demanda es mayor y por tanto dura menos” señala Juan Ramón Castillo, subdirector comercial de la Dirección Municipal de Comercio, quien afirma que para bodegas y mercados Ideales, está establecido vender solo dos cajetillas por persona.

Por otro lado, los puntos de venta de la Gastronomía reciben también una asignación de cigarros Criollos, que según Umberto Peña, subdirector del sector en el municipio, informó que poseen un plan mensual de más de 237 mil cajetillas, las cuales son distribuidas en 120 unidades.

“Las cantidades específicas se distribuyen en dependencia de objetivos estratégicos como las unidades ubicadas en zonas de hospitales, terminales y funerarias, así como la Cafetería El Arábico, en la intersección de las calles Maceo y Aguilera, la cual presta servicios 24 horas”, afirmó.

Según el directivo, se realizó una distribución a final del mes de marzo y en un recorrido a inicios de abril por el Complejo La Tropical en el 18 Plantas, que recibió 2 mil cajetillas, y la cafetería El Bosque, con 2 mil 500, no había en ninguna de estas unidades. Mientras que El Arábico, que recibe 20 mil cajetillas, tampoco ofertaba el solicitado cigarrillo.

También las nuevas formas de gestión no estatal como las unidades arrendadas y la Cooperativa La Popular reciben cierta cantidad de cigarros. Yamilet Martínez, presidenta de la Cooperativa, comentó que a raíz de nuevas medidas, desde el mes de marzo comercializan más Criollos, donde recibieron 42 mil cajetillas, y para este mes tienen previsto un total de 100 mil, cifra con la que, si regulan ordenadamente, se puede mantener una oferta estable.

Criollos “por cuenta propia”
Estudios de satisfacción del cliente realizados por la Fábrica de Cigarros Lázaro Peña, revelan que la principal insatisfacción de los fumadores es el desabastecimiento de Criollos, según datos del Departamento de Técnica y Desarrollo de la entidad.

 

Así lo ha experimentado Manuel Campaña, fumador desde muy joven, quien se pregunta cómo es posible que no haya Criollos en las unidades estatales, mientras los encuentra por cantidad cuando acude a vendedores o negocios particulares.

En el recorrido de este semanario también se observó como en la cafetería del Hospital Clínico Quirúrgico no había cigarros Criollos, mientras en algunos puntos de venta particulares en las afueras de la institución hospitalaria te los encontrabas “apululu”.

Lo mismo ocurre en las comunidades, donde las bodegas carecen de este cigarro, y a una o dos cuadras del lugar hay personas vendiéndolos a 10 pesos la cajetilla y 50 centavos el cigarrillo. Pero, ¿cómo adquieren los Criollos?

En conversación con algunos vendedores comentaron que se los llevan vendiendo a la casa, o se los mandan de otras provincias donde aparecen más fáciles, o los “cazan” en bodegas y cafeterías, y hubo hasta quien puso en tela de juicio a algunos administradores de unidades que “se las ingenian” porque tienen el contacto con varios compradores.Entonces, ¿dónde se quedan los Criollos que no llegan a los establecimientos estatales? Foto: E.C. Tamayo

Entonces, ¿quién le pone el filtro al cigarro? La producción alcanza niveles notables, y a pesar que la distribución no es del todo equitativa, la provincia es una de las más beneficiadas del país. La cadena se “fragmenta” en el momento que los Criollos llegan a las unidades estatales, donde su rastro se dispersa y llega por las vías “menos asequibles” a quienes deciden ignorar las advertencias de las autoridades sanitarias.

infog-criollos-vertical-02.jpg

Artículos relacionados

Nueva línea de producción se inaugura en la fábrica de Cigarros de Holguín

El misterio de los "Criollos"


AddThis Social Bookmark Button

3 Comentarios

  • Si realmente las inquietudes del pueblo acerca del paquete de ilegalidades que a diario se cometen en este país donde los más perjudicados somos nosotros mísmos se canalizaran y se le dieran solución,no habría necesidad de pasar todo el tiempo hechándole la culpa al bloqueo norteamericano,todos sabemos que el bloqueo que está afectando al pueblo es nuestro propio bloqueo,pero la pregunta es,¿acaso eso no es contenido de trabajo de los inspectores integrales?,¿qué papel juega la PNR en ese aspecto?,he visto a un policía descomizar un racimo de plátanos por venderlo su mísmo productor sin tener papeles que autoricen su venta,¿quien entiende nuestra situación? y ¿QUIÉN LE PONE EL CASCABEL AL GATO?
  • Que en la cafeteria del hospital no tenga cigarros esta bien. pero nhay que ser mandraque el mago para saber que esta pasandocon el cigarro, simple se esta llevando para el contrabando, y eso lo sabe oriente completo, sin hacer ninguna ivestigacion, pero como se puede desaparecer tan rapido, el cigarro, Que empiesen por los abministradores
    que los va a llevar al final del problema es que no hay control de nada ni nadie tiene control cada cual actua como quiere y ponen los precios que quieren y la via sigue igual
  • Soy un fumador de los que prefiere el cigarro Criollo, recientemente viajé a La Habana por razones de trabajo, en un transporte que se detuvo en todas las provincias a recoger compañeros y pude apreciar que en todas los lugares hay cigarros Criollos en los establecimientos estatales, menos en Holguín que es donde se producen, parece una paradoja, pero tuve que venir cargado de Criollos desde La Habana porque en Holguín solo hay a 10.00, es una lástima que a nadie le preocupe que los trabajadores de los establecimientos los vendan por fuera a particulares y que estos los vendan impunemente. Por lo general cuando compro Criollos en Holguín lo hago en los mismos ¨puntos¨ y allí incluso comentan como lo adquieren en los establecimientos o entidades por decenas de paquetes, pero los responsables de que esto no ocurra o son ciegos o fuman Criollos y no les cuestan tan caro.

1000 caracteres

Cancel or